• Facebook

  • El libro del mes

    El Fuego Verde

    Verónica Murguía

    Historia medieval de cuando los elfos y espíritus del bosque aún existían y los bosques llenaban la tierra como un mar verde

  • El disco del mes

    Ma Fleur

    Cinematic Orchestra

    Excelente disco de Acid Jazz que cuenta con la colaboración de importantes voces como la de Fontanella Bass y Patrick Watson

Pensamientos sobre el mundial…

Hola. Me llamo fútbol. Soy amado por muchos y despreciado por otros; pero puedo ufanarme de que sin importar devotos o detractores, nadie puede sustraerse de mi presencia.

Por estas fechas me gusta colarme en los televisores del mundo, estar de boca en boca, ser el tema de moda y finalmente servir a mi propósito: distraer a las personas de su cotidianidad.

Francamente, nunca he tenido claro por qué la gente clama por pan y circo, pero no importa, yo soy el circo y cada cuatro años vengo puntual a mi encuentro con las masas. Es una lástima que desde mi perspectiva puedo ver que el pan no llega, lo cual es lamentable. Tal vez no sea tan formal como yo, por eso no se presenta. En fin… no tiene nada de malo que la gente recurra a la diversión visual ¿o si? Al final soy motivo de charlas de café o cantina. Mi objetivo es que la gente olvide lo que sucede a su alrededor, que ignoren que el mundo sigue girando y mejor se concentren en el giro del balón. Creo que lo logro cabalmente.

Tengo muchos dones, uno de ellos es que soy una excelente plataforma para producir una lucrativa suma de dinero que se intercambia de manos entre los negocios legítimos y también entre los ilegítimos  ¿por qué no?

Siempre que vengo de visita, suelo dejar una derrama económica importante en el país en donde me presento, sin embargo siempre me asalta una duda: ¿los sectores que realmente lo necesitan tienen alguna ganancia? Bueno, regreso al tema anterior, el pan no llega a la cita.

Este año visito Sudáfrica. Me encanta, nunca había estado aquí. Me he sentido como rey, pues han construido estadios completos por mi; han remodelado hoteles para las personas que vienen a verme; me gusta sentir que soy causante de “primer mundizar” a una nación como esta, al menos durante un mes. En cierto sentido me intriga qué harán con los estadios una vez que me haya ido, y con todas las facilidades construidas para agasajarme ¿será que por fin los pobladores de este país tan necesitado gozarán de tanta infraestructura para usarla cuando quieran? Porque me imagino que tienen derecho a usarla, se construye con recursos que ellos mismos aportan… en fin.

Me quedo un mes, tengo planeado divertirme, disfrutar de mi estancia y dejar una buena impresión en mis admiradores.  En cuatro años regresaré y seguramente tendré una bienvenida apoteótica como siempre, hasta entonces… Gracias por el caluroso recibimiento.

Anuncios