• Facebook

  • El libro del mes

    El Fuego Verde

    Verónica Murguía

    Historia medieval de cuando los elfos y espíritus del bosque aún existían y los bosques llenaban la tierra como un mar verde

  • El disco del mes

    Ma Fleur

    Cinematic Orchestra

    Excelente disco de Acid Jazz que cuenta con la colaboración de importantes voces como la de Fontanella Bass y Patrick Watson

Amor incondicional

– ¿Pero qué es ese olor? ¡Es delicioso! Parece que alguien está cocinando allá abajo, en la vieja estufa que casi nunca se usa; creí que solo servía para guardar cazuelas en el horno y hospedar de vez en cuando aquellas odiosas hormigas y otros insectos invasores contra los que tengo que lidiar.

Definitivamente debería bajar para ver quién está cocinando y sobre todo qué es lo que prepara, pues seguramente alcanzaré una porción, o al menos eso espero.

Rara vez me dan ganas de levantarme del sillón, ¡es tan cómodo! Y me he ganado a pulso el derecho de utilizarlo, ahora es mío y sólo mío, nadie más lo usa porque siempre lo tengo acaparado, es mi lugar favorito de la casa; en las mañanas es cálido porque el sol del alba le da directo y por las tardes se mantiene tibio y mullido, ideal para descansar de tantas obligaciones que tengo que cumplir durante el día… pero el olor de la cocina es tan tentador, ¡tengo que bajar!

Ahora que me dirijo hacia las escaleras que dan a la cocina, creo que puedo hacer una escala y detenerme para mirar por la gran ventana que da a la calle. Me gusta observar hacia afuera y enterarme de las novedades del  vecindario. Ahí va el niño de la gorra graciosa, como siempre en su bicicleta, seguramente se dirige a la carnicería como cada semana. También puedo ver a la señora que usa un perfume con olor a galleta, va doblando la esquina y lleva una bolsa con viandas, lo sé porque me he encontrado con ella en varias ocasiones en esa misma esquina cuando regreso de mi caminata vespertina y siempre carga la misma bolsa con viandas. Más a lo lejos viene el camión que recoge la basura, no me gusta el sonido de la campana que usan para avisar de su presencia, preferiría que tocaran a la puerta de cada casa como lo hace el cartero, varias veces les he gritado desde esta misma ventana que dejen de producir ese sonido tan desagradable, pero no parecen escucharme y siguen empeñados en lastimar mis oídos.

Por poco olvido el olor de la cocina, mis reclamos hacia la campana del camión de la basura deberán esperar, pues temo que si tardo demasiado en bajar, el guiso que huele tan bien se termine y no alcance a probarlo.

¡Es Jaime quien está cocinando! – ¡Hola Jaime, qué feliz me siento de verte! Eres el único con el que comparto mi sillón y aunque estábamos acomodados en él hace apenas una hora, para mí es como si te hubieras alejado por una semana. ¿Qué estás cocinando? ¿preparaste suficiente para los dos? Tus manos huelen a macarrones con queso, si te acercas un poco más te daré un beso en la mejilla o haré cualquier cosa que te haga feliz, sabes que solamente tienes que pedírmelo y pondré mi mayor esfuerzo en complacerte. ¿A dónde vas? ¿es ese mi collar? ¿significa que saldremos? ¡genial! Me encanta la idea y después regresaremos a comer los macarrones con queso ¿verdad?

– !Hola pequeño! No me había dado cuenta que estabas aquí, creí que seguías en el sillón, aunque también me pareció escuchar que estabas ladrándole al camión de la basura como siempre. Ven para que pueda colocarte el collar y la correa, daremos un paseo antes de comer…

Anuncios

12 comentarios

  1. Jajaja muy bueno! tengo un relato con un automóvil como narrador… me gusta el punto de vista de personajes a los cuales no se les reconoce una voz, creo que el realismo se amplia de ese modo.
    Se entiende lo de la mujer con perfume con olor a galleta cuando sabes quien relata el cuento.
    Un abrazo

  2. GENIAL ese protagonista perruno!! bss

  3. Yo también he usado perros como protagonistas! Me gusta mucho tu relato, es muy olfático. Para mí es un sentido muy potente, muy antiguo. No soy perro, pero suelo olfatear la personas (de una manera más o menos inconsciente!) y creo que en esta tarea detecto muchas ondas negativas o positivas.
    Un abrazo,

    • Hola Anne

      Qué interesante lo del olfato, ahora que lo comentas me doy cuenta que yo también suelo olfatear inconcientemente a las personas, también lo uso mucho con la comida e incluso cuando visito pueblos o lugares que no conozco, cada uno tiene su olor particular.

      Un beso y gracias por la visita

  4. Un relato estupendo que guarda el interés hasta el último momento, con la aparición del mejor amigo del hombre.
    Un Abrazo 🙂 .

    • Hola Joaquín

      Muchas gracias por tu comentario, le tengo un especial cariño a los perros y me gustan las fábulas desde que era niño, creo que la combinación de ambas cosas me inspiraron para escribir este pequeño relato.

      Un abrazo!!

  5. Interesante equívoco. Da que pensar en lo fácil que resulta vivir y lo complicado que los humanos nos empeñamos en hacerlo.
    Salut

    • Hola micromios

      Es verdad, los perros saben ser felices, está en su naturaleza y se conforman con las cosas pequeñas de la vida, pues para ellos es todo su mundo y lo aprecian, no se complican como nosotros. Gracias por pasar por aquí.

      Un abrazo

  6. Interesante y divertido, pues vengo leyendo y solo al final cuando menciona el collar es que me doy cuenta quien es el protagonista…, de verdad el amor de estos seres es incondicional.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: